Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter    Quiénes Somos  |  Sucursales  |  Marcas  |  Servicio Técnico  |   Servicios  |  Conv. Marco  |  Contacto 
  Portada | Medicina | Odontología | Home Care | Ortopedia | Muebles Clínicos | Podología | Laboratorio | Veterinaria
Bienvenidos / Nosotros Historia Recursos Humanos
Dispositivos Medicos Mobiliario

Cáncer de mama

Su diagnóstico es, quizás, uno de los más devastadores que pueda escuchar una mujer y desgraciadamente, en Chile, es la segunda causa de muertes de chilenas por cáncer.

Entendido el cáncer como la división de células en forma anormal y con capacidad de instalarse en otros órganos del cuerpo (metástasis) el cáncer de mama es un tumor que se origina en la glándula mamaria, es decir, la zona de la anatomía humana que se extiende entre la segunda y sexta costilla y desde la línea media esternal hasta la axila media y que por lo tanto, puede afectar a hombres y mujeres.

La mayor de las veces, en la mujer, el cáncer se disemina a través de los ganglios linfáticos hacia la axila y en otras puede alcanzar la superficie de la piel o comprometer los músculos, lo que indica que se trata de un cáncer avanzado.

Lo ideal es poder detectar el cáncer de mama cuando no se ha ramificado comprometiendo los ganglios axilares, porque de ello depende el pronóstico de la enfermedad y también su tratamiento.

Hasta la actualidad, aún se desconoce la causa que produce este cáncer, aunque algunos estudios lo han podido relacionar con las modificaciones de algunos genes, el BRCA1 y el BRCA2.

Lo que sí se sabe es que existen factores que predisponen a la aparición de esta enfermedad, siendo el primero de ellos la condición de mujer, es decir, sólo un 1% de los cánceres de mama se dan en hombre.

Se suman antecedentes familiares; no haber tenido hijos o haber tenido el primero después de los 35 años; el hacer uso de una terapia de sustitución hormonal (por la menopausia) en forma prolongada; alcohol en exceso (no así tabaco) y la obesidad.

Aún así, el 70% de los cánceres de mama no presentan ninguno de estos factores salvo ser mujer.

Aunque algunos hablan de prevenir esta enfermedad, lo cierto es que en la actualidad existen sólo dos formas de hacerlo; proceder con una mastectomía bilateral, cuestión que en algunos países se realizan mujeres con factores de riesgo o que saben que tienen alterado los genes involucrados; y la administración de un medicamento llamado tamoxifeno –un modulador de los receptores de estrógenos-.

En Dipromed contamos con un Guante de Examinación Mamaria que permite aumentar considerablemente la sensibilidad y magnificar el tamaño.

Todo otra acción está destinada a la detección precoz del cáncer, especialmente, la realización de la mamografías (rayos x) anuales que son recomendadas por los profesionales a partir de los 40 años. Este examen permite disminuir la tasa de mortalidad por cáncer de mama en un 20 a 30%.

La ecomamografía (ultrasonido) es un examen complementario importante considerando que un 15% de los cánceres sólo se pueden detectar por dicho medio. La ecografía es recomendada para el estudio de los conductos de la mama y también en los casos en que ésta sea demasiado densa (fibrosa o con mucho tejido mamario), cualidad propia de las mujeres jóvenes.

Si una mamografía visualiza un nódulo, la ecomamografía será el examen que permita determinar cuán sólido o quístico. La resonancia magnética (que utiliza un medio de contraste endovenoso) es utilizado para determinar la extensión real de un cáncer diagnosticado.

Ningún estudio ha verificado que la realización de chequeos o exámenes en forma más periódica -2 o 3 veces al año- aumente las posibilidades de una detección precoz del cáncer.

Autoexamen

Si bien la mamografía es el mejor modo para detectar en forma precoz un cáncer de mama, los especialistas recomiendan que las mujeres se realicen periódicamente un autoexamen porque hay una posibilidad cierta que se desarrolle lo que se denomina un cáncer de intervalo, es decir, uno que aparece entre dos controles anuales de rayos x.

A pesar de que se ha difundido masivamente su realización de pie y en la ducha, la mejor posición para efectuarlo es acostada, porque ello permite la relajación.

La mujer debe colocar la mano del mismo lado de la mama que se va a examinar detrás de la cabeza y con los tres dedos de la mano contraria debe presionar suavemente la mama para detectar algún nódulo o dureza. Este recorrido debe ser en forma circular, sin importar el sentido; lo que es gravitante es que la presión no sea tanta como para sentir otros órganos del cuerpo y que se apriete el pezón con los dedos para ver si existe salida de algún líquido, especialmente sangre.

Pero antes de este examen, la mujer debe por sobre todo mirar sus mamas con detención, pues existen señas físicas exteriores de la presencia de una anormalidad como que el pezón.

Cáncer de mama -Julio 2009- Fuente: Medio Noticioso
Image
INICIO CATEGORIAS CORPORATIVO
2006 DIPROMED S.A. Todos los derechos reservados.
Casa matriz: Palacio Riesco 4331 Huechuraba. Fono: 56-2 24731300 Fax: 56-2 2473 1398/99 P.O.Box 9760