Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter    Quiénes Somos  |  Sucursales  |  Marcas  |  Servicio Técnico  |   Servicios  |  Conv. Marco  |  Contacto 
  Portada | Medicina | Odontología | Home Care | Ortopedia | Muebles Clínicos | Podología | Laboratorio | Veterinaria
Bienvenidos / Nosotros Historia Recursos Humanos
Dispositivos Medicos Mobiliario

Papás a dieta: los alimentos que no deben eliminar del plato de su hijo.

Expertos dicen que nuevos hábitos alimenticios de dietas no siempre son saludables para los niños.

Felicidad


En tiempos en los que se privilegia la figura delgada, abundan los hombres y mujeres adultos que siguen dietas y recomendaciones para bajar de peso. Y, en ese afán, no son pocos los que hacen de sus nuevos hábitos un plan familiar, eliminando alimentos también en las comidas de sus hijos.

Así lo demostró una encuesta realizada este año, en Reino Unido, a 2.000 hombres y mujeres, donde más del 75% reconoció haber hecho al menos una dieta durante el último año, mientras que el 60% admitió no dar a sus hijos alimentos como pan, papas y algunas frutas, por considerar que eran malos para ellos. Esto, al margen de si el niño tenía o no sobrepeso, y sin consulta médica mediante.

Un fenómeno que en Chile también se ve en las consultas de nutricionistas: los padres realizan cambios en la dieta de sus hijos, muchas veces guiados sólo por sus experiencias, pero sin apoyo profesional. "No es infrecuente que niñitas preadolescentes o adolescentes quieran hacer una dieta hipocalórica como las mamás", explicó Ximena Raimann, nutrióloga infantil de la Clínica Las Condes (CLC).

Según Ana María Gutiérrez, nutricionista de la U. Andrés Bello, existen casos donde, sin ninguna supervisión nutricional, se comienzan a hacer restricciones, sin saber las consecuencias negativas que esto puede traer en sus hijos. Los menores de 12 años no pueden hacer dietas restrictivas, salvo que estén con sobrepeso y obesidad, y sean evaluados por un especialista.

¿Qué alimentos no deben eliminarse por completo en los niños? Las grasas, las masas, y lácteos y huevos. Aquí los expertos explican por qué.

No quitar legumbres ni el pan

Lo primero que se elimina en las dietas hipocalóricas de los adultos son las harinas refinadas, pan, papas, arroz y fideos. Pero en niños que tienen un alto gasto energético, producto del crecimiento y su actividad física, es distitno. "No hay problema en restringir azúcares, golosinas y cereales azucarados no integrales. Es lo recomendable dentro de una alimentación saludable. Pero no se debe restringir, salvo que el niño esté con sobrepeso, el aporte de pan, tallarines, arroz o legumbres", dice Ximena Raimann, pediatra y nutrióloga de la CLC. ¿La razón? En niños, el 50% del aporte energético lo entregan estos alimentos.

Para Ana María Gutiérrez, nutricionista de la Unab, sacar los hidratos de carbono requiere supervisión médica, porque son fundamentales para la rápida obtención de energía para habilidades cognitivas. Sylvia Guardia, nutrióloga infantil de la Clínica Alemana, dice que pueden ser cambiados por alimentos integrales, ya que los hidratos de carbono refinados no son alimentos fundamentales.

Sí a las grasas buenas

"En los primeros años de vida de los niños es fundamental un buen aporte de alimentos grasos para la formación del sistema nervioso central. Alimentos ricos en Omega 3 y Omega 6 principalmente", dice Ana María Gutiérrez.

Pero algunos papás, además de sacar las grasas saturadas de la dieta familiar -una decisión saludable para todos, dicen los expertos-, eliminan todo rastro de grasas, lo que incluye aceites de buena calidad, como el de pepa de uva y el de oliva, a lo que otros suman la eliminación de carnes, incluyendo pescados como el atún y el salmón, también ricos en grasas saludables. El tema no es menor, ya que durante la gestación y hasta los cinco años, las grasas son fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso central. Por eso, Raimann es categórica: en la dieta de los niños, las grasas deben representar el 30% de la alimentación total. Las grasas saturadas y frituras deben ser eliminadas, pero en su reemplazo debe haber grasas saludables.

Huevos y leche en vez de carne

Para la doctora Sylvia Guardia, en general, quienes optan por una dieta sin carne recurren a las proteínas de otros alimentos, como las legumbres. Pero no siempre son suficientes, por eso los vegetarianos -que consumen pocas proteínas- usan suplementos vitamínicos que aporten vitamina B12, lo que también debiera estar indicado para sus hijos, en caso de que se les restrinja la carne.

Raimann explica que los niños pueden hacer una dieta vegetariana, siempre que sea equilibrada y ovoláctea, es decir, que puedan recibir huevos y leche, o sus derivados. Así, aseguran el suficiente aporte de calcio, proteínas y ciertos minerales y vitaminas que son fundamentales para su crecimiento.

La recomendación es dar leche descremada a partir de los dos años, salvo que el niño sea muy delgado. En ese caso, se puede optar por productos semidescremados.

Gutiérrez coincide: no se puede dejar a los niños sin leche, porque ellos "están en pleno crecimiento y desarrollo (calcificación ósea)".

Fuente: La Tercera

Papás a dieta: que no deben eliminiel plato de su hijo - abril 2012
Image
INICIO CATEGORIAS CORPORATIVO
2006 DIPROMED S.A. Todos los derechos reservados.
Casa matriz: Palacio Riesco 4331 Huechuraba. Fono: 56-2 24731300 Fax: 56-2 2473 1398/99 P.O.Box 9760