Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter    Quiénes Somos  |  Sucursales  |  Marcas  |  Servicio Técnico  |   Servicios  |  Conv. Marco  |  Contacto 
  Portada | Medicina | Odontología | Home Care | Ortopedia | Muebles Clínicos | Podología | Laboratorio | Veterinaria
Bienvenidos / Nosotros Historia Recursos Humanos
Dispositivos Medicos Mobiliario

Algunas ideas para que el mal tiempo no sea una excusa para dejar de ejercitarse.

Preferir los deportes en equipo y premiarse con un chocolate, por el esfuerzo de amarrarse las zapatillas cuando aún está oscuro y frío son algunas técnicas infalibles.

Correr bajo la lluvia

Cuando las nubes se multiplican, los deportistas disminuyen en los gimnasios y las calles de Santiago. Sin embargo, el frío no debería ser pretexto para dejar de ejercitarse. Al menos eso aseguran los expertos.

Los maratonistas, por ejemplo, dice el psicólogo deportivo Rodrigo Cauas, corren sin importarles si hay lluvia o nieve.

Pero él sabe que la mayoría de las personas se intimidan ante un clima poco amistoso. Por eso, recuerda, hay técnicas que ayudan a seguir entrenando durante todo el año.

"En esta época es necesario tener más claros los objetivos al hacer ejercicio y el plan de acción para lograrlos. No se trata de salir a correr porque sí, sino que hay que saber que se quiere preparar para los 10 K, por ejemplo. Esa motivación puede ayudar a levantarse de la cama aunque esté oscuro y haga frío", dice Cauas.

Otra buena idea puede ser juntar a un grupo de amigos y salir a trotar juntos. "No hay que olvidar la fuerza que puede adquirir el grupo de pares en estas instancias".

Con él coincide el deportólogo Gonzalo Fernández, encargado de medicina del deporte en la Clínica Alemana. "Cuando uno hace ejercicio con más personas se motiva más por el compromiso que genera. Por eso los deportes en equipo pueden ser buena idea", apunta.

Por otro lado, si después de ejercitarse durante meses, unas tímidas gotas sirven de excusa para quedarse en casa, hay que pensar en todo el esfuerzo perdido.

"Cuando las personas se dan cuenta de lo que pierden por dos o tres semanas sin ejercitarse, se estimulan por seguir. Esto, porque hay que crear el hábito de nuevo, tanto en conducta, como en el desarrollo de capacidades aeróbicas que se habían adquirido", agrega Cauas.

En los casos en que esa motivación no sea suficiente, la recompensa puede ser una buena opción: "Luego de salir a correr con frío, uno puede darse permiso para comer un chocolate en la tarde", dice Cauas.

Eso sí, el doctor Gonzalo Fernández también recuerda que aunque lo más recomendable es seguir ejercitándose durante todo el año, "los días con altos niveles de contaminación es mejor suspender la actividad física".

Adictos a las endorfinas

En algunos casos, además, dejar de hacer ejercicio no ayudará a descansar más: "Una persona que está acostumbrada a hacer ejercicio tres veces por semanas, con una intensidad media o alta, se vuelve adicta a las endorfinas, entonces si no hace ejercicio, comenzará a sentirse rara y a no dormir bien", dice Cauas.

Por ello, lo mejor es continuar con la misma rutina, aunque sin olvidar de realizar una buena secuencia de calentamiento, ya que debido al frío, los músculos pueden volverse más rígidos y predispuestos a una lesión, dice el doctor Fernández.

¿Necesita más estímulos para seguir haciendo ejercicio en invierno? Entonces considere que quienes ejercitan se enferman menos ya que generan más anticuerpos. "Y desde un punto de vista psicológico, hay menos probabilidades de generar estrés negativo, trastornos de ansiedad y depresión", señala Cauas.

Esa misma sensación de bienestar es la que ayuda a los deportistas a enfrentar de mejor manera el invierno y los días grises. "La menor cantidad de luz afecta el sistema límbico. Hay un estado de menos euforia que en verano, pero con el ejercicio esto se equilibra", agrega el experto.

Por último, tener en cuenta que es necesario tener ropa adecuada para cada estación del año también es básico, dice Carlos Burgos, fisiólogo del ejercicio y director de los gimnasios de la Clínica Meds.

"A menos que se trate de un diluvio, los deportistas deberían seguir practicando con mal tiempo. La lluvia de otoño puede ser incluso un estímulo, porque te hace recordar la infancia, con el olor a tierra húmeda y árboles".

Madrugador

Entrenar en la mañana, para comenzar en la oscuridad y terminar con luz, es más motivante que hacerlo a la inversa, explica el psicólogo deportivo Rodrigo Cauas. Además, hacer ejercicio temprano ayuda a tener un mejor rendimiento laboral.

Fuente: La Tercera

Algunas ideas para que el mal tiempo no sea una excusa para dejar de ejercitarse- 10 abril 2012
Image
INICIO CATEGORIAS CORPORATIVO
2006 DIPROMED S.A. Todos los derechos reservados.
Casa matriz: Palacio Riesco 4331 Huechuraba. Fono: 56-2 24731300 Fax: 56-2 2473 1398/99 P.O.Box 9760