Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter    Quiénes Somos  |  Sucursales  |  Marcas  |  Servicio Técnico  |   Servicios  |  Conv. Marco  |  Contacto 
  Portada | Medicina | Odontología | Home Care | Ortopedia | Muebles Clínicos | Podología | Laboratorio | Veterinaria
Bienvenidos / Nosotros Historia Recursos Humanos
Dispositivos Medicos Mobiliario

Diez formas que usan los adolescentes para cuidar su privacidad en la red.

Encuesta de McAfee revela que el 70% usa trucos para ocultar las actividades en línea a los padres.

Jóvenes e Internet

Ser padre en la época actual es una carrera en la que se parte con desventaja. El acceso a la tecnología que tienen los jóvenes desde pequeños -que los convierte en nativos digitales- no sólo los ubica en un nivel de conocimiento superior al de sus progenitores, sino que les facilita la tarea de ocultarles información sobre sus actividades en la red. Al menos eso demuestra el último informe “Comportamiento de adolescentes en Internet 2012”, elaborado por la empresa de seguridad McAfee, que consigna que el 70% de los adolescentes encuestados -entre 13 y 17 años- dice haber usado formas para evitar el control de sus padres. En 2010 era sólo el 45%. ¿Cuáles son sus técnicas? ¿Hasta qué punto un padre debe vigilar a sus hijos?

Navegar sin rastro

El método más usado es quizás el más simple de todos. El 54% de los encuestados dice borrar el historial de navegación del computador de su casa. Eso significa eliminar la lista de sitios visitados en internet y que quedan registrados en el equipo.

Esa opción la tienen todos los navegadores y los padres pueden darse cuenta de eso si los sitios que ellos mismos visitaron en su PC ya no están en el historial. Eso significa que fueron eliminados.

El 20%, en tanto, usa una variante mucho más segura: navegar en los llamados “modos privados”, ofrecidos por las últimas versiones de todos los navegadores y que permiten visitar sitios sin que queden registrados en el historial. Un 46% es más rústico y sólo baja o cierra la ventana cuando su padre se acerca. Los contenidos más borrados son mensajes y videos. Un 37% dice haberlos ocultado o borrado.

Para la psicóloga Daniela Carrasco, de la U. Diego Portales, todas estas conductas responden a la necesidad de los adolescentes de crear un mundo propio y una identidad en donde los padres ya no forman parte necesariamente de su vida. “Es igual a cuando uno escribía un diario de vida y le ponía candado”, explica. Por eso, aconseja a los padres estar informados de lo que hace el hijo en internet (y fuera de ella), lo que es distinto a “estar encima” del joven.

En ese sentido, dice que en menores de 13 años -durante su formación- es necesario tener una navegación compartida con los padres, por el riesgo de bullying y acoso sexual, pero que después de esa edad ya están en condiciones de navegar -y exigir estar- en la red con la privacidad que se merecen. “Estar informado es también entender las dinámicas del mundo en el que se mueven, sus gustos, amigos, el colegio, y entender que no es extraño para ellos estar hablando con 10 amigos al mismo tiempo”.

Perfil falso o duplicado

Muchos padres creen que basta con ser aceptados dentro de las redes sociales del hijo para pensar que se tiene acceso a todo. Pero no es así. Uno de cada 10 adolescentes dice tener un perfil duplicado o falso, con el cual interactúa con ciertos amigos, mientras que mantiene otro para uso familiar. Algo que el 15% también dice hacer con su dirección de correo electrónico. Otro 20%, en tanto, dice que simplemente coloca cierto contenido en redes sociales como privado para que sólo sea visto por amigos, una herramienta entregada por Facebook y Google Plus, y que evita la necesidad de crear un perfil aparte.

Otro 23% reconoce directamente mentirles a los padres sobre sus hábitos en la red, lo cual, por lo general, va de la mano de conductas sociales, acceso a contenido no permitido y casos de bullying. Algunos padres descubren estos “trucos” no sólo siguiendo a sus hijos en las redes sociales, sino también a los amigos de ellos.

Un 23% también dice navegar desde un computador al que los padres no tengan acceso y un 21%, hacerlo desde un celular que, además de ser personal, es menos dominado por los progenitores.

La experta dice que en los casos en que hay doble perfil o correo, o cuando se navega desde el celular personal, el hijo sólo quiere resguardar su privacidad y compartir su mundo adolescente con sus amigos. Sin embargo, cuando se miente sobre los hábitos, puede ser que el joven esté incurriendo en conductas riesgosas. “Entonces los padres deben intervenir, porque podría haber algo más grave que la simple protección de la privacidad”, dice Carrasco

Fuente: La Tercera.

Diez formas que usan los adolescentes para cuidar su privacidad en la red - 18 julio 2012
Image
INICIO CATEGORIAS CORPORATIVO
2006 DIPROMED S.A. Todos los derechos reservados.
Casa matriz: Palacio Riesco 4331 Huechuraba. Fono: 56-2 24731300 Fax: 56-2 2473 1398/99 P.O.Box 9760